Reto de 21 días de amabilidad

CULTURA EMPRESARIALReto de 21 días de amabilidad

Practicar la amabilidad no cuesta nada, pero cambia mucho las cosas. Es el idioma que el ciego puede ver y que el sordo escucha. Porque actuar con respeto, regalar cortesía, hablar con cercanía y mirar con empatía, son gestos que definen la magia de las conexiones humanas, de esos vínculos únicos que nos permiten crecer como personas.

Es por ello, que con el inicio de este año 2022, hemos propuesto a toda nuestra comunidad de Buena Gente, un reto de Amabilidad de 21 días. 

Creemos que el cambio y la mejora se consiguen a través de la acción, porque la mejor manera de impactar de forma positiva y tratar de mejorar las cosas es actuando.

Todo esto surge de las inquietudes de Oyer Corazón y su mente de diseñador, siempre explorando nuevas ideas, ya sabes (o no).

En un momento dado, mientras recibe un curso de Theory U (U.Lab, del M.I.T.)  se tropieza con esta gente: KindSpring. Se inscribe a una de sus iniciativas, este mismo reto que estás a punto de comenzar, y piensa:

“¿No sería bonito traer esto a Hecho&Co.?”

Nos lo transmite al resto del equipo, y… nos pusimos manos a la obra.

Este reto de Amabilidad está basado en 21 acciones, 21 gestos de amabilidad, durante las 3 primeras semanas del 2022, comenzando por el día 3 de enero, para hacer coincidir las semanas de lunes a domingo.

Estas acciones se han ido enviando mediante el mail de buenas@hecho.company, a todas aquellas personas y amigos que se apuntaron mediante nuestros canales de comunicación. Las acciones abordan cinco aspectos:

  • Amabilidad
  • Generosidad
  • Autoconocimiento
  • Consciencia
  • Conexión

Dentro de estas tres semanas que duró el reto de Amabilidad, todo el que participó se dio cuenta de que la primera semana, los 7 primeros días, las acciones de amabilidad, resultaban sencillas de hacer. 

La segunda semana, se dieron cuenta de que tenían que emplear un poco su creatividad. 

Y finalmente, en la última semana, descubrieron que este proceso se estaba convirtiendo en algo reconfortante para cada uno de ellos, en donde se establece una dinámica de relación que desencadena en satisfacción, bienestar y felicidad.

Este desafío tiene el objetivo de mostrarnos las oportunidades que se nos presentan cada día para realizar sencillos actos que nos hacen mejores. Lo importante es mostrar afecto e interconectar. 

No es necesario hacer grandes cosas que llamen la atención para mejorar lo que nos rodea.Es muy posible que en nuestro día a día, no veamos demasiados actos amables. Las rutinas y estas sociedades automatizadas en las que nos movemos hacen que muchas veces, perdamos esa espontaneidad por ceder un asiento, por atender como es debido, por devolver una llamada o iniciar una grata conversación con alguien que parece necesitar compañía. 

11 (1).jpg

Ante ello, los 21 retos de Amabilidad que propusimos fueron los siguientes:

  1. Hacer un regalo sorpresa: Esta acción consistía en dejar una buena propina a alguien, invitar a desayunar a una persona desconocida o tener un detalle con alguien a quien ya conocías.
  2. Reconectar con una antigua amistad: Esta acción consistía en volver a conectar con alguna persona con la que hace mucho tiempo que no contestabas. Incitar a volver a tener ese contacto, bien por un correo electrónico, con un mensaje, o simplemente, con una llamada. 
  3. Regalar tu libro favorito: Esta acción consistía en regalar a alguien un libro que tuviese un significado especial para ti, para que lo pudiese disfrutar tanto, como tú lo hiciste en su momento. Por ejemplo, un libro que te ha acompañado en momentos difíciles, que te ha hecho reír o que de alguna manera te ha ayudado a dibujar tu trayectoria vital.
  4. Agradecer la labor a alguien del servicio público: Si tenemos una vida relativamente cómoda en muchos aspectos del día a día, de los que no tenemos por qué preocuparnos, es gracias a muchas personas que a veces ignoramos. Reparten el correo, conducen camiones y autobuses, recogen la basura, velan por nuestra seguridad, nos cuidan, etc. Es por ello, que esta acción consistía en dedicar un momento a expresarles tu gratitud verbalmente.
  5. Compartir una historia inspiradora: Esas son las historias que atesoran una gran sabiduría, y que de verdad necesitan ser descubiertas y escuchadas. Esta acción consistía en elegir una historia inspiradora, un vídeo, una frase o una cita, y compartirlo con tu círculo cercano de amigos  y familia.
  6. Embellecer tu vecindario: Esta acción consistía en añadir un toque de belleza y color a tu vecindario. Puede ser un sencillo mensaje inspirador en una farola o decorar con un nuevo diseño un banco de tu barrio. Plantar flores en un jardín o recoger hojas del parque.
  7.  Escribir una carta a mano: Esta acción consistía en escribir una carta a mano a un ser querido. No importa que sea un pariente o no, lo que cuenta es mostrar agradecimiento por tener a esa persona en tu vida.
  8. Renunciar a las quejas por un día: Esta acción consistía en darte la oportunidad de alejar de ti la negatividad, y transformar el fastidio y el enfado en pensamientos o acciones amables.
  9. Sorprender a alguien con flores.
  10. Regalar algo que sea importante para ti: Esta acción consistía en elegir algo que sea de verdad importante para ti, algo con auténtico significado para ti, para que forme parte de la vida de otra persona.
  11. Devolver un gesto de amabilidad recibido: Esta acción consistía en devolver un acto de amabilidad, replicándolo, devolviéndolo o multiplicándolo de un mismo modo desinteresado.
  12. Donar ropa u objetos domésticos.
  13. Conectar con una persona desconocida: Esta acción consistía en hablar con una persona ajena a tu círculo. Por ejemplo, alguien que se siente a tu lado en el autobús o en el metro, o interactuar con alguien en la calle.
  14. Llamar a un ser querido: Las rutinas diarias en muchas ocasiones nos atrapan. Eso, a veces, nos aleja de la gente que más nos importa. Esta acción consistía en llamar a alguien a quien quieres de verdad, alguien de tu familia, una amiga o un amigo, etc.
  15. Fabricar algo con tus manos.
  16. Mantente 15 minutos en silencio: La belleza de este ejercicio de reconexión, es que fortalecemos nuestra capacidad de impactar en las vidas de los demás. Esta acción consistía en estar 15 minutos de silencio para buscar en tu interior. 
  17. Elogiar a dos personas en el día: Esta acción consistía en reconocer los dones de la gente que te rodea. Familia, amistades, personas que no conoces, pero que se cruzan en tu camino, no importaba quien.
  18. Escuchar a alguien: Esta acción consistía en escuchar a alguien de tu vida, sin juicio y ofreciéndote al 100%. Que no tengan que compartirte con nada ni con nadie más.
  19. Elegir tu propia aventura amable.
  20. Devolver algo a la Tierra: Esta acción consistía en plantar un árbol, reducir el consumo de agua o ser más consciente del reciclaje. Desconectar electrodomésticos mientras no los estés usando o apagar las luces innecesarias. 
  21. Empezar un diario de agradecimiento.

Siempre está bien tener iniciativas que sirvan para robustecer la cultura organizacional. La cultura organizacional es lo que realmente diferencia a una empresa de la competencia. Dicho de otro modo, podemos tener una empresa que se dedique a prestar los mismos servicios o vender los mismos productos, sin embargo, no será igual a otra, gracias precisamente a la cultura empresarial. 

Cuando un nuevo empleado entra en una empresa, desconoce cuál es su cultura organizacional, cómo funciona internamente, cuáles son las formas de relacionarse, de vestirse, cuáles son sus valores… Para un buen funcionamiento de la empresa y la certeza de que el empleado no vea peligrar su puesto, éste deberá poco a poco ir conociendo la cultura de la organización y adaptándose a ella.

Para ello, desde Hecho&Co, ofrecemos un Kit de Onboarding, para obtener los beneficios tanto a nivel interno como externo de tener unas bases compartidas por todo el equipo  que conforma la empresa.

05.jpg

42 visitas
COMENTARIOS0 comentarios
Espere...


ENVIAR
TOP