La innovación en productos hacia el Service Design

INNOVACIÓNLa innovación en productos hacia el Service Design

El service design es clave dentro de la economía circular, debido a que ofrece como propuesta de valor la transformación de productos en servicios, lo que es lo mismo que la innovación de productos.

Servificar (o Servitizar, ambas palabras pueden ser correctas) quiere decir reconocer y aislar el uso que presta un producto en propiedad, para pasar a ofrecerlo como servicio, donde el fabricante tiene la gestión y el control de los elementos y de los recursos.

El consumidor cambia a la denominación de usuario, por lo que se le asegura el uso y disfrute del servicio. El usuario deja de hacerse cargo de las reparaciones y mantenimiento del producto; haciéndose responsable de esto, el creador del producto. El creador del producto reutiliza los recursos del antiguo producto para generar nuevos productos; innovación en productos.

Este proceso de producto a servicio, contribuye de manera significativa con el propósito principal de la economía circular. De esta manera, se reduce el uso y consumo de materiales a través de cambiar los “consumidores de productos” en “usuarios de servicios”. 

Con el service design se obtiene una mayor fidelización del usuario y aumenta su relación a largo plazo; debido a que se incrementa la diferenciación entre el resto de las empresas competitivas.

Además con el service design reducimos el coste de adquisición, se retienen más clientes, se requiere poca inversión en los activos físicos y está abierto a financiación para la innovación.

Un ejemplo para clarificar lo comentado sería este de una empresa con un enfoque B2C llamada Mud Jeans

En el 2013 Mud Jeans presentó un nuevo sistema de comercialización de vaqueros llamado “Lease A Jeans”. Este sistema surge porque en el 2011 se triplicaba el precio del algodón, y la opción de reciclar sus propios vaqueros comienza a ser económicamente interesante.

Su nueva propuesta de valor consiste en que cuando tus jeans estén gastados o simplemente te apetece un cambio; después de 12 meses puedes enviar tus jeans viejos y te dan unos nuevos.

Otro ejemplo de empresas que emplean la innovación en productos mediante el service design en su negocio es Philips. Philips ya no vende bombillas, sino  que “digitaliza las redes de iluminación para impulsar mejores experiencias de usuario y eficiencia”.

  • 80% Ahorro total de energía para iluminación.
  • 42€ por m2 y año: Ahorro en coste del alquiler.
  • 1€ ahorro en limpieza por m2 y año.
  • Mejora en el bienestar de los empleados.

Como se ha comentado al principio del artículo; la innovación en productos mediante el service design, es clave dentro de la economía circular. Pero, a que nos referimos...

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es una alternativa que intenta redefinir qué es el crecimiento, enfocándose en los beneficios que le aporta a la sociedad. 

Resulta importante apostar por la economía circular, debido a que se está produciendo una demanda de materias primas acompañadas de una escasez de recursos. Muchas materias primas imprescindibles son finitas; por lo que con el crecimiento de la población, la demanda también se ve incrementada.

Además; en la obtención y en el consumo de materias primas ocasiona impactos negativos medioambientales; como por ejemplo las emisiones de CO2 y el consumo de energía.

Es por ello, que es necesario repensar la actividad económica del consumo de recursos finitos y eliminar los residuos del sistema desde el diseño. Frente a esto, la economía circular se fundamenta en tres principios clave:

La economía circular se basa en tres principios:

  1. Eliminar residuos y contaminación desde el diseño.
  2. Mantener productos y materiales en uso.
  3. Regenerar sistemas naturales.

Este modelo presenta una distinción entre ciclos técnicos y biológicos:

  • Los ciclos técnicos: Ciclos técnicos recuperan y restauran productos componentes y materiales mediante estrategias de reutilización, reparación, remanufactura o (en última instancia) reciclaje.
  • Los ciclos biológicos: El consumo ocurre solamente en los ciclos biológicos, donde alimentos y otros materiales de base biológica (por ejemplo, la madera o el algodón) son diseñados para regresar al sistema mediante diferentes procesos. Los ciclos regeneran sistemas vivos, como el suelo, que ofrecen recursos renovables para la economía.

 

economia-circular.jpg

 

Este concepto de economía circular tiene un origen filosófico e histórico. La noción de ciclos en sistemas y de retroalimentación, es antigua y nace de diferentes escuelas filosóficas. Reaparece de los países industrializados a posteriori de la Segunda Guerra Mundial.

El modelo de economía circular se esquematiza en diversas escuelas de pensamiento, incluso la economía del rendimiento de Walter Stahel; la filosofía del diseño Cradle to Cradle de William McDonough y Michael Braungart, la idea de biomimética presentada por Janine Benyus; la ecología industrial de Reid Lifset y Thomas Graedel; el capitalismo natural de Amory y Hunter Lovins y Paul Hawkens; e el abordaje blue economy, como el descrito por Gunter Pauli.

Para finalizar este artículo, se puede concluir que la economía circular prima los aspectos sociales y medioambientales por encima de los aspectos económicos. La economía circular es una propuesta de mejora tanto para los consumidores como para las empresas.

Para las empresas, este modelo les ha hecho ver que reutilizando los recursos es más rentable que crearlos desde 0; entrado aquí en juego el service design de los productos  a servicios.

Cómo en todos los artículos, nos gusta terminar con un enlace que redirige a una página web. En relación a este artículo, os dejamos este link de ellen macarthur foundation, que a nosotros nos resulta de gran interés.

¡Esperamos que os guste!

 

33 visitas
COMENTARIOS0 comentarios
Espere...


ENVIAR
TOP